Volver a Reflexiones

Fulano, Mengana, Zutano y Perengana

Si diseñamos para todos, no contentamos a ninguno. Asfaltamos el camino a un producto mediocre.