Volver a Reflexiones

Escuchar y Ser Escuchado

Escucha, escucha, escucha y escucha. No te quejes de que nadie te escucha si tú tampoco intentas escuchar a los demás. No finjas. Escucha.

Y si te siguen ignorando, vete. La persona que tienes delante no quiere escuchar.