Volver a Reflexiones

Empatía

Es muy común que esta palabra surja cuando hablamos de procesos a la hora de diseñar un producto. Somos grandes defensores de la empatía con nuestros usuarios, creemos que sabemos (o, de hecho, sabemos) mejor cómo se comportan, lo que quieren y lo que piden. Buscamos la manera de dominar estas áreas porque queremos lo mejor para ellos. Pero, ¿qué pasa con la empatía dentro del equipo?

Siento que hace falta un poco más. Del mismo modo que defendemos a nuestros usuarios, deberíamos defender una estructura sana, colaborativa y que afronta los proyectos con una mentalidad centrada en ofrecer soluciones juntos. Diálogo, comunicación, respeto y comprensión. Me considero una persona empática, no concibo no serlo, así que trabajo día a día para no perder el norte.